Los beneficios de una buena educación para la salud

Una serie de informes nos demuestran con amplitud que gastar más para educar a nuestros jóvenes podría ahorrarnos más en costos de atención médica.

Y ocurre todo lo contrario con los recortes del presupuesto en educación para “ahorrar” dinero en última instancia impulsan a que la atención médica suba más y afecte nuestra economía. Aquí los detalles.

Mejores empleos: En la economía del conocimiento de hoy en día, un solicitante con más educación tiene más probabilidades de ser empleado y obtener un trabajo que proporciona beneficios de promoción de la salud, como seguro de salud, vacaciones pagas y jubilación.

Por el contrario, las personas con menos educación tienen más probabilidades de trabajar en ocupaciones de alto riesgo con pocos beneficios.

Mayores ingresos: Los ingresos tienen un efecto importante en la salud y los trabajadores con más educación tienden a ganar más dinero. El salario medio para los graduados universitarios es más del doble que el de los desertores de la escuela secundaria y más de una vez y media más alto que el de los graduados de la escuela secundaria.

Recursos para una buena salud: Las familias con ingresos más altos pueden comprar alimentos saludables más fácilmente, tener tiempo para hacer ejercicio regularmente y pagar los servicios de salud y el transporte.

Por el contrario, la inseguridad laboral, los bajos salarios y la falta de activos asociados con una menor educación pueden hacer que las personas y las familias sean más vulnerables en tiempos difíciles, lo que puede conducir a una nutrición deficiente, viviendas inestables y necesidades médicas no cubiertas.

Habilidades sociales y psicológicas: La educación en la escuela y otras oportunidades de aprendizaje fuera del aula que desarrollan habilidades y fomentan rasgos que son importantes a lo largo de la vida y pueden ser importantes para la salud, como la escrupulosidad, la perseverancia, el sentido de control personal, la flexibilidad, la capacidad de negociación y la capacidad de establecer relaciones y establecer redes sociales.

Estas habilidades pueden ayudar con una variedad de desafíos de la vida, desde el trabajo hasta la vida familiar, y con la gestión de la salud y la navegación en el sistema de atención médica.

Reducir el Estrés: Las personas con más educación -y, por lo tanto, mayores ingresos- a menudo se libran de las tensiones perjudiciales para la salud que acompañan a las prolongadas dificultades sociales y económicas.

Tener una biblioteca online para empezar a enseñarle a nuestros hijos sus primeras lecturas que vayan de acuerdo a su formación educativa.

Aquellos con menos educación a menudo tienen menos recursos (por ejemplo, apoyo social, sentido de control sobre la vida y alta autoestima) para amortiguar los efectos del estrés.

Be the first to comment on "Los beneficios de una buena educación para la salud"

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*